jueves, julio 02, 2009

...en la oficina

... y al final del día, solo me queda en la piel ese mínimo instante en que tu mano, mientras me mostrabas algo, rozó la mia en el teclado ...

5 comentarios:

Fiore dijo...

y tu piel se volvió de galleta, no?
la ilusión, el contacto con alguien que te gusta es una sensación única no mi querida Karito?

bsos de esposa primeriza y Recién casada

Neil dijo...

Ayssss que especiales son esas sensaciones. ¿Y el nudo en el estómago cuando se acerca? Yo lo echo de menos, recuerdo esa sensación cuando empecé con el Marinerito (hace ya como un siglo).Besos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
markin dijo...

Con tan poco, uno puede ser feliz...

Porque muchas veces no necesitas de cantidades, sino de calidad.

Un roce, en emoción compartida, tiene valor.

Tocotó dijo...

Ay... momentazos... tiene razón Neil que esto desaparece con el tiempo, pero las sensaciones que los sustituyen también son preciosas... lo digo yo que llevo ya 12 añitos con el mozo...